Alimentación Viva

Orgánico, fresco, sin sobrecalentar ni procesar, frutas, verduras, semillas, algas, nueces, germinados y probióticos son algunos de los combustibles de primera calidad que podemos ofrecer a nuestro cuerpo y mente para hacer lo que más nos guste de la mejor manera.

Nuestra motivación es mostrar que es posible una dieta vegana, realmente saludable y a la vez deliciosa. Presentamos esta idea con la esperanza de que otros tengan iniciativas similares y el movimiento siga creciendo.

Los alimentos crudos técnicamente no superan los 42 grados de temperatura, porque al superar los 42 grados en el proceso de una preparación de alimentos las enzimas comienzan a romperse y pierden su poder catalítico. A los 57 grados se destruyen varias vitaminas y Fito nutrientes (antioxidantes) con grandes propiedades medicinales. Los minerales no se ven afectados, pero si se hierve, muchos de ellos pasan a estar en el agua (excepto el azufre, propio del ajo y de la cebolla, anti-inflamatorio, que se volatiza).

¿Cuáles son los beneficios de llevar una alimentación viva?

- Mayor asimilación de los nutrientes

-Fácil digestión

-Incremento de energía

-Pérdida de peso

-Refuerzo del sistema inmunológico

-Mejora la piel

-Prevención de las enfermedades crónicas degenerativas

-Desintoxicación del cuerpo

Para conocer la fecha y el programa de nuestro próximo Curso de Alimentación Viva (Raw Food), te invitamos a contactarte con nosotros.